jueves, 15 de enero de 2015

Recomendaciones para fortalecer la seguridad de tu Smartphone Android

La popularidad de estos equipos se a convertido en una herramienta utilizada por millones de usuarios dado que  para que la voz se extienda de unos a otros con facilidad y para que la comunidad de adeptos que se forja al alrededor de un gadget o servicio vaya creciendo hasta límites insospechados.

Cuantas más personas se decanten por un producto en particular, más víctimas potenciales habrá y más beneficio verán estos maleantes en atacarlo. Y es lo que le está pasando al sistema operativo móvil Android de Google.

Para evitar estos ataques te sugerimos sigas las siguientes recomendaciones:

Uso de aplicaciones Play Store


Debes tener cuidado al descargar aplicaciones que no vengan de compañías reconocidas, restringir la  búsqueda de  contenido en tiendas de este tipo de asociaciones, porque  no pueden ofrecerte garantías mínimas de seguridad.

En este caso, como hablamos de Android, lo mejor es apostar por descargar títulos sólo del almacén de Google Play. Esta app store es gestionada por Google, como su propio nombre indica, y cuenta con la ventaja de poseer una de las colecciones de material móvil más grandes que existen.

Esto debe darte algo en lo que pensar. Si una aplicación no está en Google Play, es probable que el motivo sea porque no es de fiar. Además, la firma de Mountain View ha estado trabajando a lo largo del tiempo en controles que mantienen a raya al malware, incluyendo mejoras como el soporte de Android Bouncer.

Permisos de las aplicaciones


Si ya has elegido la aplicación con la que quieres trabajar y la has localizado en un mercado de confianza, párate un momento antes de continuar adelante. No la instales de forma automática sin haberte informado primero sobre quién está detrás de ella.

Uso de contraseñas


Una contraseña es algo así como la llave de tu casa, pero a nivel virtual. Da acceso a todas tus propiedades así como a las intimidades que guardas dentro y, mientras sólo tú tengas constancia de esa contraseña, te permitirá evadir miradas inoportunas. No trates el código PIN como algo inamovible. Alterna entre mayúsculas y minúsculas, al elegir tu clave, como elemento adicional de distracción para terceros.

Cifrar los datos


Perder un dispositivo móvil o que alguien lo robe cuando no estamos prestándole atención, en algún lugar público, es un riesgo real. Ha pasado muchas veces ya y, aunque no nos guste, seguirá ocurriendo con toda probabilidad. Pero el hecho de que un teléfono caiga en manos ajenas no significa, necesariamente, que vaya a derivar en una fuga de datos horrible. No lo decimos sólo porque existe gente bienintencionada que se encontrará con un terminal y no intentará cotillear su contenido, sino porque hay formas de curarse en salud antes, incluso, de que se produzca un hurto o un extravío accidental.

Conexiones Wi-Fi


Si a un smartphones se le quita la capacidad de conectarse a Internet, ya no sería un smartphone. No en vano, ése es uno de los rasgos que mejor definen a esta categoría de dispositivo, porque le permite llevar a cabo un gran cantidad de tareas. Gracias a su conectividad es posible hacer búsquedas, consultar la Web con el navegador que más satisfaga al usuario, en cualquier momento y lugar, enviar correos electrónicos, actualizar redes sociales, almacenar imágenes en servicios cloud, descargar juegos y utilizar un sinfín de aplicaciones. Sin embargo, nunca te conectes al Wi-Fi de una cafetería, un hotel, un aeropuerto o cualquier otro lugar público para utilizar servicios online en los que introduces información sensible. Mucho menos si son servicios financieros.

Utiliza siempre una conexión VPN


Las redes privadas virtuales, o VPN por sus siglas en inglés, están preparadas para codificar el tráfico de datos. Esto es, tanto en la entrada como en la salida. Esto significa que el usuario que las aproveche se adelantará a situaciones peligrosas, poniendo un muro frente a aquellos ciberdelincuentes que se dedican a interceptar comunicaciones ajenas. Al no poder analizar el contenido, tu actividad se vuelve irrelevante para ellos. El hecho de que se desentiendan de ti es algo de agradecer si al final optas por asumir el riesgo de conectarte desde sitios públicos.

Desactiva las notificaciones


Debes tener mucho cuidado con las alertas de texto que van llegando al terminal sobre distintas cuestiones acaben siendo vistas por terceras personas. Los propios códigos de confirmación y verificación para sistemas de doble autenticación. Esta información que debería ser confidencial permanece en la parte superior de la pantalla, al menos durante un rato, visible para cualquiera. Y ocurre aunque el dispositivo esté bloqueado.

Es un riesgo del que es mejor huir, desactivando las notificaciones, porque nunca se sabe quién puede acabar teniendo acceso a nuestro dispositivo. Especialmente en lugares públicos. “Muchos fabricantes de equipos originales”, añade Kaspersky, “utilizan también diferentes capas que no son seguras”. Restringiendo el uso de notificaciones te curarías en salud.

Configura ajustes en los servicios de Google


Android es un sistema operativo que desarrolla Google y, por tanto, es lógico que quiera favorecer la integración de los servicios más populares de la casa, que son muchos. Nos referimos a tecnologías como el buscador Google Search, el asistente inteligente Google Now, la aplicación cartográfica Google Maps, el almacén de vídeos YouTube, el almacén Cloud Google Drive, la red social Google+ o la herramienta de correo electrónico Gmail, entre otros. Éstos demuestran cierta facilidad para relacionarse entre sí y, cómo no, para facilitar la vida de los internautas que usan los productos de Google.

Elimina las aplicaciones innecesarias


Que en Google Play haya miles y miles de aplicaciones gratuitas, no significa que tengas que descargártelas y probar todas. Lo más inteligente que puedes hacer es adaptar la riqueza del ecosistema de aplicaciones Android a tus necesidades específicas. Es decir, ¿sabes realmente qué es lo que tienes instalado en tu teléfono? Si no estás seguro al 100%, comienza a revisar el contenido que guardas desde ya y a hacer criba. Consulta quién es su desarrollador, cuál fue la última vez que se actualizó la aplicación, qué opinión le merece a otros usuarios y a qué tipo de información está accediendo cuando está activa.

Utiliza la verificación en dos pasos para Google y otras aplicaciones


No dejes pasar la oportunidad de reforzar la seguridad de tu teléfono Android y activa esta opción siempre que sea posible. Esto es, en todos aquellos servicios online, incluidos los de Google, en los que te hayas registrado y que hayan decidido ofrecer esta alternativa de seguridad entre sus herramientas de protección y de blindaje frente a la acción de usuarios no autorizados. Si fortaleces la seguridad de las aplicaciones que tienes instaladas en tu móvil, también mejorarás la propia seguridad del aparato que te permite el acceso.

Conclusión:

Los ciberdelincuentes han aprovechado la popularización de los llamados teléfonos inteligenes y de las tabletas para tratar de aprovecharse de cada vez más usuarios desprecupados.

Los equipos Android se ha convertido en el objetivo número uno de todos los sistemas operativos móviles para los hackers, trayendo consigo un sinnúmero de consecuencias debido a los virus aplicados, principalmente  los troyanos que son las armas  preferidas por los ciberdelincuentes a la hora de engañar a sus víctimas a través del teléfono móvil.

Es por ello la importancia de colocar las medidas de seguridad necesarias para este tipo de dispositivos para evitar tanto la contaminación por virus o robo de información importante que se haya guardado en dicho punto de conexión.

Autor: Andrea I. González Gómez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Valoramos los aportes que incidan en la construcción del conocimiento colectivo; este proyecto nace con una vocación académica y trabajamos para mantenerlo en esa línea, te invitamos a hacer uso de este espacio de forma responsable y consecuente con los ideales del proyecto.