jueves, 6 de marzo de 2014

El perfil de estudiante para el siglo 21

Introducción


En la actualidad el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación, ha permitido explicar progresivamente los cambios de fondo y de forma en el quehacer docente, en ese sentido se han venido generado nuevos roles y perfiles deseables para docentes y estudiantes para atender los nuevos ambientes de aprendizaje virtuales o a distancia.

El docente no es un solo transmisor de conocimiento, sino un interlocutor entre la información y el conocimiento, un dinamizador y acompañante que logrará que los estudiantes aprendan a ser autogestores de su aprendizaje con el apoyo de metodologías didácticas puntuales, en correspondencia con las nuevas plataformas de comunicación que favorecen la interacción y motivación ante un proceso de innovación educativa que impacta en la educación presencial, mixta o virtual.

Habilidades, conocimientos y competencias del estudiante en la sociedad del conocimiento


Es por ello que su entorno debe ir encaminado con las siguientes características:
  • E-asertividad
    Necesaria para respetar los buenos modales en la red (reglas netiquette), esto implica aprender a expresar las convicciones de manera equilibrada y de forma responsable.
  • Pensamiento critico
    “Pensamiento reflexible y razonable que se centra en que la persona pueda decidir que creer o hacer”. Robert Ennis (1989)
  • Competencia TIC
    Habilidades para desenvolverse competentemente en los entornos virtuales de aprendizaje.
  • Creatividad y curiosidad
    Contar con el potencial de las tecnologías e incentivan la constitución colaborativa del conocimiento.
  • Competencia de trabajo en equipo
    Significado más que una suma del conocimiento individual, el estudiante deberá de ser flexible y comprensivo con los demás componentes del equipo.
  • Proactividad
    “Actividad en la que la persona asume el control de su conducta vital de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras”.

Conclusión


Se puede inferir que hoy más que nunca la comunicad académica está obligada a proponer soluciones creativas para reelaborar el sistema de enseñanza en una era digital. Tanto en la metodología como en el contenido se está teniendo que cambiar para adecuarlo a los tiempos presentes y ofrecer estudios que sean útiles a alumnos a nivel profesional y docentes desde una perspectiva pertinente e innovadora. Solo a través de esa adaptación se podrá ofrecer elementos para que la sociedad avance en la dirección del progreso y el bienestar.

Autor. Andrea I. González Gómez
Coordinadora del Proyecto Circulo Digital del Conocimiento en Corral de Piedras de Arriba
Experta en tutoría infantil mediada por la tecnología

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Valoramos los aportes que incidan en la construcción del conocimiento colectivo; este proyecto nace con una vocación académica y trabajamos para mantenerlo en esa línea, te invitamos a hacer uso de este espacio de forma responsable y consecuente con los ideales del proyecto.